top of page
Buscar
  • Foto del escritorCamila Gámez Arango

El Plan de Marketing

En el mundo del mercadeo hay que tener claridad hacia dónde se quiere llegar, hay que tener unos objetivos y una estrategia definida. Para eso existe el plan de marketing, que nos permite tener toda una estrategia para lograr lo que se quiere a nivel de una empresa, pyme, marca personal, entre otros.


¿Qué es el plan de marketing? Según Philip Kotler, “un plan de mercadeo es un documento escrito que resume lo que el experto en mercadeo ha aprendido sobre el mercado, indica cómo la empresa quiere alcanzar sus objetivos de mercadeo y que facilita y dirige y coordina los esfuerzos”.


En la actualidad, se sabe, que no debe ser un documento estático, debe ser una estrategia activa y viva para la empresa y sus diferentes áreas. Algunos beneficios de tenerlo es que ayuda a la empresa a tener claridad, foco, a hacer renuncias y permite conocer más a los clientes para llegarles con una propuesta de valor diferenciadora.

Pasos para elaborar el plan de mercadeo:

  • Misión y objetivos.

  • Análisis interno y externo.

  • Estrategia de mercado: necesidades, segmentación y alineación con el marketing mix (producto, precio, plaza, promoción).

  • Plan de acción (de qué manera vamos a alcanzar los objetivos propuestos).

  • Monitoreo y afinación.

Declare una misión, visión y objetivos: por qué existe la empresa, cuál es su propósito, qué está transmitiendo, qué percibe el público de la empresa. La misión organizacional ayuda a tener claridad en la estrategia, y si esta es comprendida por el equipo ayuda a potenciarla y a alcanzar los objetivos.

Análisis: el siguiente paso es analizar los factores internos y externos de la empresa que afectan directamente a el sector y al mercado. Algunas herramientas que se pueden aplicar son: el DOFA, las 5c, el PEST, entre otras. Cuando se desarrollan se puede hacer un análisis de la competencia, un estudio de mercado (político, social y económico), saber lo que está bien y lo que se puede mejorar.

También se debe analizar el contexto de la empresa y el negocio, la historia, la estructura, la situación financiera actual, el público objetivo, precios, procesos de compra, canales de distribución y segmentación, entre otros. Mientras más se conoce la situación interna y externa de la empresa, mucho más acertada será la estrategia de mercadeo.


Estrategia de mercadeo, como los clientes responden a los esfuerzos en mercadeo, cuánto se va a destinar para el presupuesto, cómo responderá la competencia. La segmentación es muy importante para definir los clientes, se pueden realizar unos buyer persona o arquetipos para conocer sus comportamientos, sus gustos, sus necesidades, datos demográficos, psicológicos, sueños, entre otros y comprenderlos muy bien.


El planteamiento del marketing mix, que son las 4p del marketing, producto, plaza, promoción y precio, de acuerdo con E,J McCarthy. En este punto hay que definir las estrategias para cada uno de los ejes. ¿Cómo se verá el producto?, ¿qué calidad tiene?, cuánto está dispuesto a pagar el cliente? Es fundamental tener claridad del producto o servicio, el precio, su distribución, la comunicación, entre otros.

Plan de acción, de acuerdo con eso que se quiere lograr deberás diseñar una estrategia y sus acciones: canales, medios y mensajes para dar a conocer ese producto o servicio en el mundo offline y online; dependiendo del público objetivo. ¿Se quiere hacer un lanzamiento?, ¿seguir posicionando un producto?, ¿aumentar su consumo y ventas?, ¿fidelizar a los clientes? Hacerse las preguntas correctas nos ayuda a tener los mejores resultados.


Estrategia marketing digital: no basta con tener el plan de acción. Con la información y la multicanalidad a la que está expuesto nuestro público, hoy en día, se tiene que hacer una estrategia de contenidos en la web, como: construir un sitio web, seleccionar las redes sociales donde se va a tener presencia, definir la forma de hablar en cada una, la periodicidad, el uso acertado de los mailing y/o campañas que se van a activar y cuándo. ¡Todo debe respirar, saber y oler a su marca!


Monitoreo y afinación, lo que no se mide y no se afina, no sirve. Estamos en un mundo cambiante, inquieto y lleno de reinvención. Esto nos lleva a que las estrategias no deben ser estáticas, ya quedaron atrás los planes que se revisan cada año.

Si se quieren lograr los objetivos hay que hacer un seguimiento activo y vivo, una medición que escuche a la audiencia, al contexto actual y a lo que necesite la empresa y, sobre todas las cosas apuntarle a lo que quiere el cliente.

¡Deja tus opiniones! ¿Qué aprendizajes has tenido con tus planes de marketing?



28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page